María Noel Ricceto llegó a Uruguay luego de recibir el premio Benois de la Danse en Moscú.

 

La primera bailarina del Ballet Nacional del Sodre, María Noel Ricceto, fue recibida este jueves por el Vicepresidente de la República en ejercicio de la Presidencia, Raúl Sendic luego de obtener en Moscú (Rusia) el premio Benois de la Danse, el máximo galardón de la danza en el mundo.

En Torre Ejecutiva brindó una conferencia de prensa acompañada por el Presidente del Consejo Directivo del Sodre, Doreen Javier Ibarra, el Director Artístico del Ballet Nacional, Julio Bocca, la Co-Directora, Sofía Sajac, y el bailarín Gustavo Carvalho.

Riccetto, la primera en conseguir este premio para Uruguay, visiblemente emocionada agradeció a todos el recibimiento y confesó que “iba con cero expectativa porque todas las personas que conozco que han sido nominadas o ganadoras las considero increíbles; no porque no me sintiera a nivel sino porque el uruguayo es de perfil bajo y yo tomo todo con mucha naturalidad”. Agradeció especialmente a Julio Bocca quien la convocó para integrar la compañía y volver a Uruguay.

Ibarra, manifestó "emoción y felicidad". Expresó que este premio “es un impulso importante para la cultura en general pero en especial para el Sodre y en particular para el Ballet”. Destacó que la bailarina tuvo “grandes competidoras”. Según Ibarra, este galardón “es trascendente y permite apostar a más y ser más excelentes con el Ballet Nacional”.

El Presidente del Consejo Directivo del Sodre agradeció a María Noel y aseguró que esta institución “va a estar siempre dispuesta al crecimiento de la cultura y el arte”. Felicitó también a Carvalho, primer bailarín, quien también fue nominado en el mismo certamen.

Julio Bocca, quien ganó el Benois de la Danse en 1992 detalló que “se seleccionan a siete miembros del jurado y cada uno nomina a un bailarín, una bailarina, un coreógrafo y a alguien que ha tenido una carrera en la danza, para su reconocimiento”. Bocca nominó a Carvalho por su papel de Don José en Carmen y a Riccetto por Tatiana en Oneguin.

 

Bocca guardó el secreto

Julio Bocca, quien formó parte del jurado reveló que debió ocultar a Riccetto la noticia hasta el día de la premiación. “Esa fue la parte más difícil, mentirles a los bailarines que no sabía nada”, señaló. “Fue difícil, porque estaba muy feliz como para controlarme”, dijo.

Contó que fue muy emocionante el momento en que la nombraron y ver su reacción. “Incluso sabiéndolo me emocioné”, manifestó el Director.

“Este premio significa para ella pasar a la historia dentro de las grandes figuras de la danza”, concluyó.

 

Viernes, 2 Junio, 2017