Días sin huella

Temporada de Cine Arte
Ciclo Billy Wilder
Días sin huella

 

Lunes 10 de julio 20 horas

Días sin huella (The lost weekend) 

1945, 99 minutos.

Dirección: Billy Wilder. Producción: Charles Brackett. Guion: Charles Brackett, Billy Wilder, basado en una novela de Charles R. Jackson. Música: Miklós Rózsa. Fotografía: John F. Seitz. Montaje: Doane Harrison

Protagonistas: Ray Milland, Jane Wyman, Philip Terry, Howard Da Silva.

 

Don Birnam (Ray Milland) es un escritor fracasado a causa de su adicción al alcohol, adicción que lo ha destruido física y moralmente y lo ha convertido en un hombre desprovisto de voluntad. Con tal de seguir bebiendo es capaz de todo, incluso de robar. Tanto su novia (Jane Wyman) como su hermano intentan por todos los medios regenerarlo, pero sus esfuerzos parecen estériles. 

Magnífico trabajo de Billy Wilder, quien demandó a la industria de las bebidas alcohólicas por ofrecer cinco millones de dólares a la Paramount para que no hiciesen la película. También hubo grupos que presionaron para que no se rodase porque creían justo lo contrario: que iba a fomentar la bebida.

En definitiva, superados los escollos sociales, el resultado es una más que eficaz disección de un alcohólico y los pormenores de su adicción tratados con minuciosidad en escenas realmente cargadas de crudo realismo, desde la misma botella en la ventana con la que arranca la película hasta la agónica secuencia en la que el protagonista no tiene dinero para pagar la cuenta en un bar, pasando por la parte rodada en el auténtico Bellevue Hospital y por algún que otro soberbio monólogo como el de Milland recitando al barman una electrizante oda a la botella. La película se beneficia sobre todo de una extraordinaria narración y de una poderosa interpretación de Ray Milland, del que Wilder pronosticó desde el principio que se llevaría el Oscar ese año. Aunque no por ello debe dejar de destacarse el resoluto y delicioso papel de Jane Wyman que comunica con solvencia el pragmatismo y la férrea voluntad empeñada en salvar a quien de verdad ama.

Cary Grant y José Ferrer, candidatos iniciales al papel protagonista, perdieron sin duda uno de los textos más brillantes escritos para un personaje en la historia del cine; pero Ray Milland supo aprovecharlo y con no pocos esfuerzos, como dejar de comer al igual que muchos alcohólicos o ingresar en el hospital para preparar su interpretación, terminó por rubricar el mejor trabajo de su vida.

Premios

1945: 4 Oscars: Mejor película, director, actor (Ray Milland), guión adaptado. 7 nominaciones.

1945: Globos de Oro: Mejor película, director y actor (Ray Milland)

1945: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película, director y actor (Milland)

1946: Festival de Cannes: Gran Premio del Festival (Ex-aequo). Mejor actor (Ray Milland)

Localidades a $100 y cupo para Socio Espectacular.
Fecha/s: 
Lunes, 10 Julio, 2017 - 20:00
Lugar: 
Auditorio Nelly Goitiño, sala Héctor Tosar